Ventajas e inconvenientes de la ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual, un tratamiento innovador

Beneficiarte de un tratamiento de ortodoncia sin necesidad de que nadie vea tus brackets es hoy posible gracias a la ortodoncia lingual, un tipo de tratamiento en que los brackets se colocan en la cara interna de los dientes, de tal manera que son invisibles para el resto.

Cómo funciona la ortodoncia lingual

El tratamiento no difiere mucho del de uno tradicional. Los brackets, que son algo más pequeños al ser menor la superficie a la que se adhieren, se colocan en la parte interna de los dientes y se unen con un arco. Está indicado en pacientes que no quieren ver perjudicada su estética y en aquellos que practican deportes de contacto, pues se elimina el riesgo de cortes en los labios o en la boca.

Las ventajas de la ortodoncia lingual

Las más destacables afecta sobre todo a lo estético, pero hay otros.

  • Los brackets no son visibles, ni siquiera para el paciente salvo que quiera verlos.
  • El tamaño inferior y los bordes pulidos de este tipo de brackets hacen que se reduzcan las llagas. Además, se evitan las de la cara interna de los labios y los mofletes al no estar en contacto con estos.
  • El habla y la masticación no se ven afectados.

Los inconvenientes de la ortodoncia lingual

No es todo lo que reluce y la ortodoncia lingual también tiene algunos contras que debes valorar antes de decantarte por uno u otro tratamiento.

  • La superficie sobre la que se adhiere el bracket es inferior y los brackets más pequeños, lo que aumenta el tiempo que la ortodoncia necesita para lograr el mismo resultado.
  • Su precio es superior al de la ortodoncia tradicional.
  • La higiene de los brackets y el arco es más compleja al tener que maniobrar en la zona interna de cada arcada.
  • El ajuste del aparato es también más complicado.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *