Retenedores de ortodoncia

Retenedores de ortodoncia, tu aliado perfecto

Tras meses llevando brackets miras feliz tu nueva sonrisa y te convences de que has hecho lo correcto usando aparato. Pero el largo camino que has recorrido hasta aquí no ha concluido ni mucho menos. El cuidado de la boca es una constante que se mantendrá toda la vida no sólo para mantenerla libre de caries, gingivitis y otras enfermedades periodontales, sino también para impedir que ese posicionamiento de los dientes vuelva a cambiar.
Los retenedores de ortodoncia nos permiten evitar este último problema. En este post respondemos a todas las preguntas relacionados con ellos.

1. ¿Pueden volver a descolocarse mis dientes tras usar ortodoncia?

Sí. Ten en cuenta que las mucosas de la boca están en constante actividad y afectarán a la base de las piezas para conseguir desplazarlas. Además, los dientes tienen memoria y tenderán a volver a la posición anterior al uso de la ortodoncia. Los retenedores de ortodoncia hacen que esos movimientos no lleguen a producirse y el resultado de tu tratamiento se mantenga en el tiempo.

2. ¿Qué son los retenedores de ortodoncia?

Son un sistema utilizado en odontología para mantener los resultados de cualquier tratamiento de ortodoncia. Los encontramos de dos tipos. Los móviles están formados por un arco de metal que se coloca en la parte externa de los dientes. Cuenta con un paladar de plástico que permite sujetarlo correctamente y suelen usarse cuando el paciente ha tenido un defecto de mordida y necesitamos consolidar el resultado del tratamiento. Pueden retirarse para comer y se llevan entre seis y doce meses. Mientras, los fijos se conocen como arco de ortodoncia y son de uso más frecuente. En estos casos se coloca un arco trenzado de metal de colmillo a colmillo en una o ambas arcadas. Lo normal es ponerlo sobre todo en la parte inferior, que tiene más movimiento. Este arco se mantiene en la boca de forma permanente.

3. ¿Cuál es mejor?

Depende del problema que hayamos tratado. Los fijos garantizan el resultado del tratamiento de forma más segura y los móviles dependen de las horas que los uses. Además, los fijos son invisibles y los otros sí pueden verse y molestan al hablar.

4. ¿Cómo se limpian los retenedores de ortodoncia?

Los móviles se limpian fácilmente. Basta retirarlos de la boca y cepillarlo con un cepillo de dientes suave, agua y jabón neutro. Acláralo bien para que no notes ningún sabor raro al metértelo en la boca y una vez al mes sumérgelo en una solución para dentaduras postizas. En cuanto al arco de ortodoncia, la experiencia nos dice que cuesta algo más a los pacientes, que pueden notar alguna molestia los primeros días. Lo mejor es que los limpies usando seda dental, pero tu ortodoncista te indicará cómo hacerlo. Incluso puedes practicar en la consulta para asegurarte de que lo estás haciendo bien.

5. ¿Duelen los retenedores de ortodoncia?

No es algo que los pacientes suelan comentarnos en la consulta y no debería dolerte ya que los retenedores no ejercen presión sobre los dientes ni sobre las encías. Si notas cualquier dolor, no dudes en consultar con tu ortodoncista.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *