Cómo lavarse los dientes con ortodoncia lingual

Cuida los dientes con ortodoncia lingual y luce sonrisa

La ortodoncia lingual está ganando adeptos gracias a su versatilidad y que es la solución más estética de todas cuantas contamos en nuestras consultas. Hoy os enseñamos cómo debéis lavar los dientes con ortodoncia lingual, un proceso que puede resultaros algo más pesado que con la tradicional por el lugar en que se colocan los brackets.

Qué es la ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual es un tipo de ortodoncia que se basa en la colocación de los brackets en la cara interna de los dientes, lo que reduce el impacto estético al mínimo. Las piezas, que están fabricadas en materiales similares a los de la ortodoncia tradicional, son algo más pequeñas al ser menos la superficie sobre la que se colocan. Por lo demás, el tratamiento no varía mucho, aunque sí requiere unos meses más para completar unos resultados óptimos y es algo más caro.

Cómo limpiar los dientes con ortodoncia lingual

La higiene de la boca no es muy diferente con este tipo de ortodoncia, pero hay algunas recomendaciones generales que ayudan a mantener los brackets en perfecto estado y nuestra boca libre de caries, sarro, placa bacteriana y patologías asociadas como la gingivitis.

Ten en cuenta que la cara interna de los dientes es una de las grandes olvidadas a la hora de cepillarnos; si a eso añadimos que llevamos brackets, no es de extrañar que debamos esmerarnos un poco más estos meses.

Muchos ortodoncistas recomiendan escoger un cepillo de dientes eléctrico y no les falta razón. Estos modelos eliminan más cantidad de placa que los cepillos manuales, algo fundamental cuando hablamos de ortodoncia lingual. Eso sí, escoge uno que tenga las cerdas suaves para que no dañe el aparato.

Recuerda que al acabar cada cepillado, que debe aplicarse también sobre la lengua y la cara interna de las mejillas, debes usar seda dental y un buen enjuague bucal. Corta trocitos de seda dental y ve metiéndolos en los huecos que quedan entre los brackets, el arco de ortodoncia y las piezas. Si no te das maña, puedes comprar un cepillo interdental que es más fácil de manejar o un irrigador bucal que arrastra mediante agua a presión, todos los restos que quedan en la boca.

Con estas medidas no deberías tener problemas en tu la limpieza de tus dientes con ortodoncia lingual. Además, las revisiones periódicas con tu dentista permitirán detectar cualquier problema en fases muy tempranas y recuerda que es recomendable hacerse una limpieza profesional una vez al año.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *