Invisalign, la ortodoncia removible

Descubre Invisalign, una ortodoncia estética y removible

La obligación de mantener los brackets colocados sobre nuestras piezas dentales durante meses es uno de los inconvenientes más mencionados por los pacientes que inician un tratamiento de ortodoncia, sobre todo en el caso de los adultos. Invisalign viene a solucionar este inconveniente y a ofrecer una buena opción a los pacientes que no pueden usar brackets tradicionales porque padecen alergia a los materiales con que están hechos.

Qué es Invisalign

Invisalign es un sistema removible y prácticamente invisible que resulta muy práctico para los pacientes que lo usan. Se la conoce popularmente como ortodoncia elástica, pues se basa en la colocación de alineadores de ortodoncia transparentes. Su característica fundamental, además de esta posibilidad de quitarla siempre que queramos, es que están hechos a medida de tu boca. Los alineadores se cambian un par de veces cada mes para asegurarse de que completan el tratamiento correctamente.

Cómo debe usarse Invisalign

Es evidente que quitarse el aparato es una tentación demasiado grande. Cualquier excusa es buena: una salida con amigos, las ganas de comer un determinado plato, molestias en las encías, pereza por tener que limpiarlo… Y aquí radica precisamente uno de los principales problemas con la ortodoncia elástica. Para que haga el efecto correcto los alienadores deben usarse tantas horas como sea posible. En general solo deben ser retirados para comer y para lavarlos. Cuantas más horas los llevemos, antes completaremos nuestro tratamiento.

Las ventajas del sistema Invisalign

La primera es evidente y visible: reducimos el impacto estético de la ortodoncia tradicional. Además, el tiempo que necesita para colocar tu sonrisa por completo varía entre los 9 y los 18 meses, lo que supone que si lo usas de forma intensiva tardarás pocos meses en completar el tratamiento. La higiene con este tipo de ortodoncia es muy sencilla pues permite retirarse de la boca cada vez que queremos lavarnos los dientes, algo que disminuye el riesgo de caries y mejora la limpieza tanto de las piezas como del aparato.

Las desventajas de Invisalign

Su principal limitación es que no puede usarse para todos los casos de corrección dental. Por ejemplo, las malposiciones severas o las malformaciones óseas, así como determinados defectos de mordida no pueden ser tratados con ella. Además, su precio varía en función de cada caso pero resulta más caro que otros tipos de tratamientos.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *