El apiñamiento dental

La ortodoncia y el tratamiento del apiñamiento dental

Dientes que parecen amontonarse y que se descolocan unos a otros. Esas son las características típicas del apiñamiento dental, una patología que afecta por igual a hombres y mujeres a cualquier edad y que encuentra en la ortodoncia el tratamiento perfecto para solucionarlo.

Las características del apiñamiento dental

Cuando hablamos de apiñamiento dental nos referimos a distintas formas de disposición de los dientes en las que estos se amontonan, gira y colocan en lugares inadecuados por la escasez de espacio en el cualquiera de las dos arcadas. Además de resultar poco estético, acarrea muchos problemas a nivel bucodental ya que dificultan la higiene dental y llenan nuestra dentadura de recovecos difíciles de limpiar y el hogar perfecto para el sarro, los gérmenes y las bacterias y, con ellos, las caries y gingivitis.

Los grados de apiñamiento dental

Según el estado en que estén nuestros dientes hablamos de apiñamientos leves, moderados o graves, encontrándose estos últimos de forma más frecuente en la arcada inferior de la boca. Hay estudios que señalan que perder los dientes de leche de forma prematura nos hace más propensos a padecer apiñamientos, pero lo cierto es que no hay datos concluyentes que apoyen esta teoría.

Los tipos de apiñamiento dental

En odontología definimos el tipo de apiñamiento según el momento en que este aparece. Diferenciamos:
1. Apiñamiento primario por causas genéticas. En este caso se produce un desarrollo del maxilar erróneo que impide que las piezas se coloquen de la forma adecuada.
2. Apiñamiento secundario. Esta causado por la pérdida de los dientes temporales y por hábitos perjudiciales como el uso del chupete en la infancia o la succión del pulgar
3. Apiñamiento terciario. Aparece cuando los dientes definitivos ya han brotado y las muelas del juicio comienzan su movimiento bajo las encías. Su erupción puede provocar que el resto de la boca se descoloque por las presiones.

La ortodoncia como tratamiento

Nos encontremos ante el tipo de apiñamiento que sea, la ortodoncia es el tratamiento indicado para todos ellos. Es posible que según el estado de nuestra boca nos veamos obligados a extraer piezas para hacer hueco en los maxilares, pero siempre serán los brackets los últimos encargados de devolver cada pieza a su lugar.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *